Juan Ramirez

Mar 30, 1923 - Nov 27, 2015

Obituary

Juan Ramírez Camberos
03/30/23 – 11/27/15

Nuestro papá, Juan Ramírez Camberos, nacido el 30 de Marzo del 1923, vivió una vida larga, llena de historias tristes y alegres, así como muchas aventuras también. Nuestro padre tuvo una niñez muy difícil. Su mamá, nuestra abuelita Ponciana, quedo sin poder caminar cuando todavía tenía a sus hijos pequeños. Nuestro papá tuvo que dejar la escuela cuando solo estudiaba el segundo grado de primaria. Se iba al mercado corona a ayudar a la gente cargar sus mandados para ganarse unos “centavitos” para poder llevar algo de comida a su casa, ya que su propio padre no estaba con ellos. Nuestro papá quedo huérfano de mamá muy chico, siete años. Lo mandaron a vivir con una tía, y ella lo mandaba a trabajar cuidando vacas en el cerro. Ella lo enseñaron a fumar para espantarse los zancudos y moscos. Así es como el empezó a fumar por más de cincuenta años. No fue por placer si no por deber.
El nos conto que la primera vez que vino a los Estados Unidos fue en el año 1940 a trabajar y no le gusto por eso se regreso a México. Después de trabajar por muchos años se caso con Magdalena Frías Gonzales, nuestra mamá, cuando el tenia 32 años de edad y nuestra mamá solo de 17 años de edad. Fuimos once los hijos de Juan y Magdalena: Rodolfo, Jorge, +Ponciano, +Juanita, María, Silvia, Juan M., Alicia, Marisela, Patricia y Mario. Ahora solo quedamos nueve de sus hijos.
Nuestros padres acaban de cumplir 60 años de casados. Tuvimos la fortuna de que ellos llegaran juntos a esta etapa de sus vidas y poderles festejar con una gran alegría su fiesta que fue apenas el mes pasado, el 24 de Octubre. Nuestro papá fue un buen hombre, trabajador y honrado. Siempre trabajando para tener que darnos a todos sus hijos que comer y un techo bajo donde vivir. Aunque nunca tuvimos lujos, que comer y donde dormir, nunca nos falto.
Nuestro papá, a su modo, nos quiso mucho a todos sus hijos así como a su esposa, nuestra mamá. Estamos muy agradecidos con Dios por habernos prestado a nuestro padre querido por todos los años que estuvo con nosotros. Diosito decidió apagar su vela, como el nos dijo una vez, que hasta cuando su vela se apagara su vida llegaría a su fin.
Ahora queremos imaginar a nuestro papa manejando su troca Ford con grandes redilas en la caja para cargar frijoles, arroz, frutas y verduras del mercado de abastos para llevar a vender a los ranchos necesitados. Este fue su sueño y nos gustaría imaginar que lo está cumpliendo.

De mamá para papá:
Mi viejo, mi querido viejo, como dice la canción, fue mi viejo por 60 años, tuvimos 11 hijos y pues la vida como en cada matrimonio tenemos de todo, gustos, alegrías, corajes pero pues así se nos paso el tiempo sufriendo y gozando en compañía de nuestros hijos que también sufriendo y gozando y por ahora nos quedan nueve hijos, bendiciones que Dios nos dio o nos los presta, así como mi compañero que se fue. Fue muy trabajador hasta la fecha. Dios lo haya llevado a la gloria porque le gustaba rezar mucho al Señor de la Misericordia a las 3 de la tarde y a las 10 de la mañana rezaba rosarios y todos los domingos nomas se levantaba y se quería ir a misa, leía las oraciones de los libros y comulgaba, así espero en Dios que haya llegado al cielo eso le pido al Señor Dios y bueno esto es muchas gracias a todos mis hijos que Dios me los conserve con salud y vida, sanos de espíritu. Gracias viejo, Magdalena Frías Ramírez

Cartas a Nuestro Papá:
Desde que tengo recuerdo de mi papa es un padre trabajador, responsable y nunca nos dejo sin estudio aunque pobremente pero se esforzó para que todos tuviéramos el estudio básico en lo respecto a mi persona yo ya trabajando tenía 16 años y el iba a inscribirme a la escuela para que yo siguiera estudiando por eso digo fue el mejor padre que aunque en su ignorancia por el por el motivo que él no tuvo educación escolar y fue huérfano desde niño quiso que sus hijos no pasáramos lo que el paso por eso padre aunque físicamente no te tenemos perdurarás por siempre en nosotros porque fuiste un padre ejemplar, nos enseñaste a ser trabajadores, honrados y respetuosos. Gracias padre, tu hijo Rodolfo.

Carta a mi padre para decirle que ya lo extraño en tan poco tiempo. Recuerdo que cuando era pequeño me hacia el dormido para que me llevara abrazado a la cama, para sentir su fortaleza, también recuerdo que lo hicimos correr y nos gano la carrera. Y hoy también nos gano la carrera de la vida solo deseo que este en un mejor lugar que este. Atte. Tu hijo Jorge.

Gracias Dios por haberme dado la alegría de tener un padre como el que me diste, un padre sin igual y único que me cuido, me ayudo y me llevo por el camino del bien con responsabilidad. Hoy que ya no está conmigo físicamente llevaré su recuerdo por lo que me resta de vida. Yo se que Dios lo tiene en el cielo donde no hay tristeza, ni dolor y que es protegido por mi papá Dios para no dejarlo sufrir más. Padre será mi dicha volverlo a ver algún día no muy lejano y sé que su bendición me alcanzara por lo que me resta de vida. Hasta pronto papi te quiero y te querré por toda la eternidad. Tu hija María.

Mi padre, hombre fuerte y con mucha fé, que desde niño hasta sus 92 años trabajo duro y nos dio lo mejor que él pudo, que demostró su amor también de la mejor manera. Gracias a Dios que me lo dio como padre y que esperando en Dios yo se que nos va a reunir en su presencia por toda la eternidad. Tu hija Silvia.

Mi querido viejo recuerdo cuando nos paseabas en el triciclo y nos llevabas al parque. Siempre trabajabas pero siempre encontrabas tiempo para sacarnos a pasear. Aunque tú no tuviste una niñez tu no quisiste eso para tus hijos siempre trabajaste duro para sacarnos adelante. Y aunque muy pocas veces me dijiste que me querías yo sé que me amabas y te preocupabas por mí como cuando estaba en la escuela te ibas en tu bici a buscarme y cuando le preguntaste a mi mama que estaba muy flaca que si estaba enferma. Te agradezco y te doy gracias a ti y a Dios por haber sido mi papa. Por haberte preocupado y haberme querido, te voy a extrañar mucho pero siempre te tendré en mi corazón. Y espero que algún día Dios me permita volver a ver mi querido viejo… Tu hija Alicia

Mi papacito lindo, lo extraño mucho, pero yo se que está en un lugar mejor con Diosito. Cuídenos mucho desde el cielo por favorcito papa. Perdóneme por todas las travesuras que hice y por no haber regresado pronto. Gracias por habernos dado todo de usted y por convencer a mi mama que le siguieran sino no estuviera en este mundo. También le agradezco mucho a Dios por tener la dicha de que usted conociera a mi Dieguito. Siempre lo llevo muy dentro de mi corazón. Tu hija Marisela

Our Abuelito, Juan Ramirez was a very wise humble yet serious man. He was stubborn but positive and very independent. His drive to succeed was always a priority to provide for his family. His strong work ethics created a path for the rest of the Ramirez generations as for myself to be the man I am today. My abuelito was also an undoubted religious man. Some of my fond memories are going to church Sunday and being punctual for service. After church we would go into his golden brown wagon to Denios or on other adventures. I recall one time visiting his job in the fields and having a picnic with him. All of us little ones where running around and climbing trees. He enjoyed around and climbing trees. He enjoyed working the fields where he would use his talent to be resourceful at home planting fruit trees, vegetables or other crops. He also had a green thumb for plants. One of his pet peeves was when us young children would pick fruit that wasn’t ripe or climb his trees and break his branches. I remember running around his yard playing and climbing trees looking for him or having another cousin look out to be sure he didn’t catch us in the trees. We would sit down and pretend we weren’t touching anything with them. He caught us a few times but he just yelled at us. When our abuelita her him yelling she would yell at him that we were just kids and to leave us alone. As my abuelito got older he still stayed active and found other was to stay busy. He would go for a walk and enjoyed collecting “treasures”. Another man’s junk is another man’s treasure. He will be greatly missed by many and I’m glad to call him abuelito. His grandson, Oscar Ramirez

Abuelito; tú fuiste y siempre serás una persona muy importante en mi vida no solo por ser mi abuelito sino por ensenarle buenos principios a mi papa para cómo sacar a su familia adelante. Mi abuelito fue una persona muy responsable, trabajadora, puntual y con buen sentido del humor. Recuerdo a mi abuelito siempre bien contento y sonriente cada reunión familiar que teníamos siempre procurando que todos estuviéramos bien. A mi abuelito siempre le gusto la naturaleza trabajo en el campo para sacar adelante a su familia. Después de retirarse procuro su jardín que siempre estuviera bien cuidado. Recuerdo en una ocasión que me enseño como regar las plantas para no lastimarlas. Mi abuelito siempre tenía las fuerzas y energía para andar trabando y mantenerse activo. Siempre recordare a mi abuelito sonriendo y contento gracias por los valores y principios que paso a su hijo (mi papa) los mantendremos siempre vivos. Su nieta que lo quiso mucho, Adriana.

Papa abuelo, tengo muchos recuerdos muy hermosos con usted. Muchas gracias a usted y a mi mami abuela por ayudarle a mi mama a crearme. Todavía lo recuerdo como si fuera ayer, peinándome para llevarme a la escuela. Recogiéndome a veces en su bicicleta para regresarnos a la casa. Recuerdo todas sus historias que nos platicaba, especialmente todas las travesuras que le hacía de pequeña. Como la vez que nos estaba cuidando a Vanessa y a mí y se quedo dormido y fuimos a compartir una paleta de hielo con usted y se la pusimos en la boca mientras todavía dormía, el brinco que dio, nunca supe si fue de lo frio o del susto. También de la vez que agarramos la vaselina y nos llenamos de pies a cabeza. Siempre tan trabajador arrimando sillas para la visita, yendo a agarrar las cartas del buzón y llevando a reciclar para agarrar dinero. Gracias por todas sus bendiciones que me dio a mí y a mis niños, los atesoro en mi corazón. El último día que yo compartí con usted fue el día de acción de Gracias, no se quería meter a bañar, le pregunte que si me quería y sarcásticamente me dijo “nada más poquito”. Después se metió a bañar y nos fuimos a la casa de mi tía. Gracias por quererme tanto que se metió a bañar por mí. Después de cenar ese día nos pusimos a jugar con la baraja. Estos son momentos que jamás olvidare. Gracias por estar con nosotros hasta sus 92 anos. Dejo un vacio en mi corazón por su ausencia. Pero siempre lo recordare y estará en mi corazón. Yo se que va a descansar en paz, libre de todas sus dolencias y malestares que tenia. También se que estará cuidándonos a todos desde el cielo. Lo amo pa abuelo y lo extrañare, no vemos luego. Siempre tú Callita.

Some of my best childhood memories were at my grandparents house. I remember when I was little how much my grandpa showed me he cared even to this day when the last thing he said to me is “I have two letters in the mail at the house”. Every family gathering I knew he would always have to tell us the stories that he treasured the most from the time I stuck a popsicle in his mouth while he slept and babysat Claudia and I. To the day he found us with Vaseline all over our hair. The times he fed me sopa marucha. He was definitely a very active grandpa with watering his plants sometimes even twice a day, and he would scold us if we ever touched them. I love you grandpa, tu Vathana.

Funeral Home:
Andrews & Greilich Mortuary
3939 Fruitridge Road
Sacramento, CA
US 95820

Guestbook

  • <3<3<3 CALLA<3<3<3 says:

    <3<3<3 Yo te extranare Tenlo por seguro Fueron tantos bellos malos momentos Que vivimos juntos Los detalles, lo que parecia no importante Son los que mas invaden mi mente al recordarte m ojala pudiera devolver el tiempo Para verte de nuevo para abrasarte de nuevo Y nunca soltarte Mas comprendo que llego tu tiempo Que Dios te a llamado Para estar a su lado aci el lo quizo Pero yo nunca pense Que doliera tanto Te extrano mucho

Sign the Guestbook

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ERROR: please select I'm not a robot!